fbpx

Universidad del Aconcagua

¡Feliz día, Profe!

A la comunidad educativa, docentes de nuestra casa

Con motivo de la celebración del Día del Profesor, comparto con ustedes una
reflexión acerca del compromiso personal y social que conlleva ser docente
hoy, y en este sentido, la importancia de las voces en este quehacer
profesional.

La voz del educador vive en la palabra, en el diálogo y el encuentro.
Testimonia en sí misma una manera de ver e interpretar la realidad. Su fuerza
despierta motivaciones. A veces se convierte en modelo, espejo y camino a
seguir. Voces que promueven la aceptación de miradas diversas.

Desde el arte de enseñar, nos anima también el desafío de ponernos en
situación de comunicación con el otro, de compartir significados que nutran de
valor las palabras que acompañan, guían, enseñan y despiertan. Mensajes
que son en sí mismo génesis de ideas.

Hoy convivimos con interrogantes, que demandan nuevas maneras de pensar y
hacer, que nos conminan a actuar con inteligencia, coherencia y
responsabilidad en nuestra misión de formar profesionales capaces de
intervenir con humanidad y ética en espacios de incertidumbre.

Sin duda el equipo docente no solo trabaja en la formación profesional de los
estudiantes, sino que acompaña con sus actitudes a cada uno de ellos en sus
proyectos, expectativas, y sueños.

Para finalizar cito un pensamiento de Hesíodo, contemporáneo de Homero,
que decía que “la educación ayuda a la persona a aprender a ser lo que es
capaz de ser”.

Una vez más les agradezco el trabajo diario de cada uno de ustedes.
Un fraternal saludo en el Día del Profesor.


Dr. Prof. Osvaldo Caballero
Rector