Política de Investigación

La investigación es una actividad fundamental de la Universidad como institución creadora de cultura. Y lo es, no reducida al trabajo de especialistas, sino como una actitud de búsqueda generalizada en profesores y alumnos. Esto implica un continuo análisis de la realidad local, nacional y mundial, con una metodología rigurosa que identifique las interrelaciones entre los diversos factores de la vida social, económica, política, cultural y ambiental.

La misión de la Universidad establece que la actividad académica estará orientada a la articulación de la docencia con la investigación y la extensión.

Las tareas de investigación, como desafío institucional, implican la reflexión con el conocimiento, la discusión con la práctica y el análisis de la realidad con el compromiso transformador.

La investigación puede cumplir dos propósitos fundamentales: producir conocimiento y teorías (investigación básica) y resolver problemas prácticos (investigación aplicada) Gracias a estos dos tipos de investigación la humanidad ha evolucionado. La investigación es la herramienta para conocer lo que nos rodea y su carácter es universal. La investigación científica es un proceso, término que significa dinámico, cambiante y continuo. Este proceso está compuesto por una serie de etapas, las cuales se derivan una de otras. Con la aplicación el proceso de investigación científica se generan nuevos conocimientos, los cuales a su vez producen nuevas ideas e interrogantes para investigar, y es así como avanzan las ciencias y la tecnología.

Hasta aquí la tarea del investigador. Pero existe otra tarea que le antecede y que es la de gestionar la investigación y en ese trabajo es donde surge la necesidad de formular políticas, estrategias y líneas de investigación que hagan posible el quehacer del intelectual.

La Universidad definirá los programas y líneas de investigación, de acuerdo con su misión y desafíos institucionales, en diálogo con los grandes problemas que ofrece el propio contexto regional, nacional e internacional. Mientras tanto, la Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas formula como políticas de su actividad de investigación las siguientes:

1) La actividad de investigación deberá fomentar la ejecución de programas de investigación científica aplicada y educativa, promoviendo proyectos que supongan amplia transferencia de conocimientos.

2) Las actividades de investigación se orientarán en base a los estándares de calidad que se establezcan para la acreditación y/o evaluación universitarias.

3) Las actividades de investigación promoverán la integración de la Facultad con las otras Facultades a través del desarrollo de proyectos inter unidades académicas.

Bases para el desarrollo de una propuesta estratégica

Se considera que, sobre la base del desarrollo alcanzado, el Instituto de Investigaciones de la Facultad debe propender a:

1- Potenciar cuantitativamente el universo de investigadores en el ámbito de la FCEJ.

Se estima que en el próximo sexenio, la planta de investigadores rentados que prestan servicios en el IDICEJ deberá crecer en un 50%.

2- Fortalecer la carrera de investigador en el ámbito del IDICEJ.

El crecimiento cuantitativo referido en el punto anterior, debe estar acompañado de un crecimiento de cargos que respondan a las distintas categorías de investigadores (I a V), de modo que quienes presenten mayor experiencia puedan progresar en su status de investigador.

3- Capacitar a la población universitaria en técnicas de investigación.

Es necesario aumentar y profundizar los mecanismos de formación en metodología de la investigación, tanto en docentes como en alumnos. A tal efecto, el Taller de Introducción a la Investigación actualmente impartido debe ser complementado con otras estrategias formativas.

4- Desarrollar mayores vínculos con actores externos.

Se deben generar proyectos interinstitucionales, sea con otras unidades académicas, otras universidades, u otros actores del medio (Colegios profesionales, organismos gubernamentales, etc).

5- Consolidar las estrategias de publicación y transferencia.

A las actuales estrategias de publicación del IDICEJ se deben adicionar otras acciones, sea mediante la editorial de la UDA, o mediante otras acciones, incluyendo mecanismos de difusión institucional que faciliten el acceso a la producción científica generada.

6- Generar fuentes de financiamiento externo.

Es necesario potenciar el compromiso financiero existente en el ámbito de la Universidad con estrategias de financiamiento externo, tanto gubernamentales como privadas. En particular, se debe explorar las ofertas existentes en ámbitos de ciencia y técnica.