Símbolos de la Universidad del Aconcagua

ESCUDO

1- Estrella

La estrella es una guía que marca el rumbo hacia el conocimiento y el saber, los objetivos más altos a alcanzar y la esperanza de lograrlos. Su brillo indica el camino a seguir aún en la oscuridad (en la ignorancia).

2- Parte superior del óvalo

Ostenta la cumbre más alta de América, el cerro Aconcagua - centinela de piedra - del cual la Universidad toma su nombre. La altura representa ideales elevados, la búsqueda sostenida de la excelencia. Asimismo, recuerda el espíritu del montañés, su tesón, su perseverancia, el sacrificio, su constante desafío a las inclemencias del clima, lo dificultoso de la escalada, lo insondable de la montaña.

3- Lema

El lema: Spiritus Litteram Vivificat significa que es el espíritu quien le da vida – “sentido”- a las letras.

4- Parte inferior del óvalo

El globo terráqueo como esfera, simboliza la forma primordial que contiene a todas las demás estructuras denotando la universalidad del saber y la apertura de la Universidad a todas las personas sin distinción de raza, religión ni ninguna otra forma de discriminación, en consonancia con lo expresado en el Estatuto y en el Reglamento General de la Universidad.

5- Laureles

Los laureles representan el triunfo del esfuerzo, de la capacidad de nuestros egresados y, por ser una planta de hoja perenne, son símbolo de la entrega permanente del profesional hacia sus semejantes.

COLOR

Los colores simbolizan la universalidad de todos los niveles del ser y del conocimiento, lo diferenciado, lo manifiesto, lo diverso, la afirmación de la luz.

Por su parte, el color azul es el color del agua, del cielo, del planeta, por lo tanto es el color de la vida, del crecimiento. Implica constancia, autoridad, confianza, estabilidad, profundidad, prudencia. El azul es el color institucional de la Universidad del Aconcagua.


BANDERA DE LA UNIVERSIDAD DEL ACONCAGUA

Originariamente símbolo de victoria y de conquista, después de las primeras cruzadas se convierte en un emblema representativo de orientación, de punto de reunión y de convocatoria, como simbolismo de una bandera agitada al viento indica movilidad y flexibilidad y al elevarse sobre las cabezas es signo de protección con un cierto llamamiento al cielo y la creación de un vínculo entre lo celestial y lo terrenal, de elevación del espíritu y de contemplación.

Como emblema de la institución, la bandera pone bajo su protección a quienes pertenecen a ella; su fondo de color celeste simboliza la trascendencia y el orden en el universo y representa el cielo mendocino como pertenencia y compromiso de la Universidad del Aconcagua con la región donde tiene su sede, encontrándose en su centro el escudo de la Universidad bordado en oro.